Infecciones vaginales: tipos, síntomas y causas

Las infecciones son uno de los problemas más frecuentes entre mujeres adultas. Las infecciones vaginales pueden estar provocadas por bacterias, virus, hongos u orhanismos unicelulares (protozoos).

Muchas mujeres no se dan cuenta de que padecen una infección vaginal, hasta que no lo diagnostica su ginecólogo durante una exploración de rutina.

Tipos de infecciones vaginales

Hay muchos tipos de infecciones vaginales, o vaginitis:

  • Vaginosis bacteriana (VB)
  • Infección vaginal por hongos (candidiasis)
  • Tricomoniasis (no apta para automedicación)

Los síntomas de una infección vaginal pueden variar mucho según la causa. Continua leyendo para saber más sobre los tipos de infección vaginal.

Vaginosis bacteriana (VB)

La vaginosis bacteriana (también llamada VB) es la infección vaginal más frecuente. Está causada por bacterias patógenas que crecen más que las bacterias protectoras naturales de la vagina (lactobacilos). La vaginosis bacteriana es incluso más frecuente que la candidasis.

Aunque se suele llamar infección, la VB es más exactamente un desequilibrio de la flora vaginal.

Es posible que también hayas escuchado a gente llamar a la BV “gardnerella”. Esto es debido a que los ginecológos encuentran frecuentemente la bacteria Gardnerella vaginalis en el flujo de las mujeres con vaginosis bacteriana. Sin embargo, este no es el nombre correcto para este tipo de infección bacteriana.

Los síntomas siguientes pueden ser indicativos de vaginosis bacteriana:

  • Mal olor, como a pescado (que puede intensificarse tras la relación sexual)
  • Secreción vaginal ligera, grisacea o blanquecina.

Conoce más sobre la vaginosis bacteriana

Infección vaginal por hongos

La causa primaria de las infección por hongos es el hongo Candida albicans. En la mayoría de las mujeres, este hongo se encuentra de manera natural en la vagina. Sin embargo, si Candida albicans se multiplica rápido, puede crecer más que las bacterias beneficiosas, siendo el resultado una infección vaginal por hongos. Por este motivo las infecciones fúngicas también se conocen como candidiasis.

Una infección por hongos se puede reconocer por los siguientes síntomas:

  • Picor
  • Secreción vaginal espesa, blanca (se suele comparar con el requesón)
  • Enrojecimiento en y alrededor de la vagina.

Conoce más sobre las infecciónes por hongos.

Tricomoniasis (no apta para automedicación)

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual causada por el parásito Trichomonas vaginales. Muchas mujeres con tricomoniasis no experimentan síntomas. Sin embargo, una infección grave puede causar:

  • Secreción amarilla-verdosa, similar al pus
  • Un olor desagradable
  • Sensación dolorosa y ardor

Otra complicación de la tricomoniasis es que aumenta la susceptibilidad de las mujeres a padecer otras ETS. Consulta siempre con tu médico si crees que puedes tener tricomoniasis. Multi-Gyn no se puede utilizar para tratar la tricomoniasis.