Diferencia entre vaginosis bacteriana y candidiasis vaginal

La vaginosis bacteriana y la candidiasis vaginal son dos de las molestias vaginales más comunes. Por muchos años, la candidiasis fue mejor entendida y más facilmente tratada que la vaginosis bacteriana, lo que llevó al concepto eróneo de que cualquier secreción inusual, comezón y dolor en la zona íntima es causada por la Cándida.

Hoy se sabe que la vaginosis bacteriana es tan común como la candidiasis, aparece en 1/3 de las mujeres, y es tratada de una forma completamente diferente que la candidiasis vaginal. Para usar un tratamiento adecuado, una mujer primero debe saber con cuál de esas molestias comunes está lidiando.

Vaginosis Bacteriana versus Candidiasis



Tanto la vaginosis bacteriana (VB) como la candidiasis se caracterizan por una secreción anormal, pero la apariencia de la secreción es bastante diferente. Mientras que la VB generalmente causa una secreción acuosa blanca o gris con un olor especifico similar al del pescado, la candidiasis es más conocida por una secreción espesa blanca similar al requesón, con un leve olor a levadura.

Las mujeres que tienen candidiasis sufren principalmente de comezón intenso e irritación, y de menor manera dolor durante las relaciones sexuales u orinando. La piel de la vulva es rosada o roja, algunas veces con marcas blancas que no se pueden quitar. Aunque la irritación y el dolor communmente aparecen en la vaginosis bacteriana también, la comezón es menos frecuente. El pH del entorno vaginal también es diferente en la vaginosis bacteriana y la candidiasis. Aunque el pH normal de la vagina es ácido, en la VB se vuelve más alcalino, mientras que la candidiasis no tiene un efecto en la acidez del entorno vaginal. Esta diferencia es la base de las pruebas para infección vaginal.

Autodiagnóstico

Ninguna de estas dos molestias es considerada una infección como tal, pero más bien un desequilibrio de la flora vaginal. Sin embargo, las diferencias entre la vaginosis bacteriana y la candidiasis no siempre son obvias, y algunas veces pueden ser confundidas con síntomas de otros problemas más serios, por tanto siempre es buena idea hablar con su doctor o un ginecólogo.


"Tanto la vaginosis bacteriana (VB) como la candidiasis se caracterizan por una secreción anormal, pero la apariencia de la secreción es bastante diferente."


Tratamientos diferentes

La vaginosis bacteriana puede ser tratada con antibióticos, o con productos naturales y prebióticos que restauren el equilibrio de la flora vaginal. La vaginosis bacteriana tratada con antibióticos tiene mucho más impacto en la microflora vaginal beneficiosa ya que también afecta las bacterias beneficiosas (lactobacilos) y los antibióticos también pueden tener efectos secundarios molestos. Como resultado, hay una tasa de recurrencia alta cuando la VB es tratada con antibióticos.

Los productos naturales son más directos para restaurar la flora vaginal benefica en vez de perturbarla al matar ambas bacterias patógenas (perjudiciales), y las bacterias beneficiosas. De igual modo, la Cándida puede ser tratada con antimicóticos, o con un producto que restaure el equilibrio y estimulando la flora de lactobacilos beneficiosos en la vagina. En caso de escoger usar un producto sin prescripción médica, se recomienda ver al doctor cuando los síntomas persistan.

Conoce más sobre la vaginosis bacteriana