Ir al ginecólogo

Las visitas al ginecólogo son parte de la vida de una mujer. Durante el periodo reproductivo las mujeres deberían ver a su doctor tan frecuente como sea necesario. Las mujeres embarazadas, por otro lado, deberían tener chequeos médicos regulares. Si no se siente cómoda con un examen ginecológico o se está preparando para su primera visita al ginecólogo, observe la lista de cosas que puede esperar cuando vea al ginecólogo.

Historia clínica

Primero que todo, el doctor o una enfermera le hará una serie de preguntas para determinar su historia clínica tan preciso como sea posible. Esto incluye preguntas sobre su salud general, cualquier condición crónica o genética, así como estilo de vida y hábitos como fumar o tomar. Probablemente le preguntarán sobre su ciclo menstrual, qué tan regulares son sus ciclos y si tiene cólicos fuertes durante el sangrado. Las preguntas también serán sobre si alguna vez ha tenido una ETS, tratamientos previos y si usa anticonceptivos. No sea tímida – toda la información que comparte con su doctor es confidencial y ayudará a crear una imagen de su salud reproductiva. Si tiene preguntas, este es el momento apropiado para hacerlas.

Examen ginecológico

Se le pedirá quitarse la ropa interior, sentarse en la camilla de examinación y poner las piernas en los cabestrillos para ser separadas, permitiéndole al doctor hacer el examen de su zona íntima. Respire profundo y póngase tan cómoda como pueda – lo más importante es relajarse. De esa forma el examen solo será un poco incómodo y no debería ser doloroso.

El examen en sí consta de una inspección visual y la inserción de un espéculo) una herramienta metálica que abre la vagina y la mantiene abierta durante el examen). El doctor inspeccionará la vagina manualmente, útero y ovarios, tras lo cual puede que tome una muestra vaginal y/o cervical. La muestra puede proveer una visión detallada de la flora vaginal y posibles infecciones.

Prueba de Papanicolau

El chequeo también puede incluir una prueba de Papanicolau (conocida como Pap o frotis cervical), que puede detectar cambios potencialmente pre-cancerosos y cancerosos en el cuello uterino. El doctorinsertará un hisopo en su cuello uterino, que luego es analizado en un microscopio para buscar anomalías.

Pruebas de ETS

Todas las mujeres sexualmente activas deberían practicarse una prueba de ETS – algunas de estas pruebas se hacen por medio de una muestra vaginal, mientras que para otras se requiere un examen de sangre.

Al final el doctor le explicará los resultados de sus exámenes, prescribirá una terapia apropiada, y explicará el curso de la terapia y los cambios en el estilo de vida que probablemente deba (temporalmente o permanentemente) hacer. Si tiene preguntas o preocupaciones, no dude en preguntar. Su profesional médico debería ser amable, paciente y estar abierto a preguntas.


"Respire profundo y póngase tan cómoda como pueda – lo más importante es relajarse. De esa forma el examen solo será un poco incómodo y no debería ser doloroso."